Mineroducto

Un mineroducto transportará la mezcla de concentrado de hierro y agua hasta la terminal portuaria. Un acueducto de retorno permitirá reutilizar el agua una y otra vez, y así minimizar el uso de ese recurso.

 

La mezcla de concentrado de hierro y agua será transportada desde la zona de producción hasta la terminal portuaria, a 212 kilómetros del complejo minero. Ambos, el mineroducto y el acueducto, se instalarán bajo tierra, enterrados a aproximadamente un metro de profundidad.

No habrá movimiento de camiones, ni contenedores, ni transporte de cargas visibles a lo largo del territorio nacional.

El acueducto llevará el agua de regreso hasta el complejo minero, operando en circuito cerrado. Permite reducir al mínimo el consumo de agua, que será reutilizada una y otra vez.

El mineroducto estará compuesto de una tubería de acero de alta resistencia con un diámetro externo de aproximadamente 625 mm.

Hacia la costa, cuando el mineroducto transporte la mezcla de concentrado de hierro y agua, la fuerza de gravedad hará la mayor parte del trabajo.

El de Aratirí será uno de los pocos mineroductos del mundo en operar en circuito cerrado con un acueducto.

El recorrido, de 212 kilómetros, se desarrollará a lo largo de los departamentos de Durazno, Florida, Lavalleja, Treinta y Tres y Rocha.

Una fibra óptica será instalada en una tubería plástica paralela al mineroducto para el sistema de control SCADA (por las siglas en ingles de Supervisory Control and Data Acquisition).